121doc.es
InicioETS
Uretritis no específica

Uretritis no específica

La uretritis no específica es una inflamación de la uretra, muy común en los hombres pero también puede darse en mujeres de todas las edades.

Está causada generalmente por las bacterias de la clamidia y la gonorrea, contraídas durante las relaciones sexuales.

El caso de haber contraído esta enfermedad debe tratarse lo antes posible con antibióticos, de lo contrario podría desencadenar problemas graves de salud. Por este motivo también, en caso de ser una persona sexualmente activa, es recomendable hacerse tests de ETS con cierta regularidad.

Síntomas de la uretritis

Los síntomas de la uretritis en hombres no siempre son evidentes y suelen consistir en:

  • Secreción de pus o mucosidad a través de la uretra, con o sin sangre
  • Prurito uretral, dolor durante la micción o en el pene
  • Otros síntomas asociados a la infección específica que ha causado la uretritis, como la presencia de lesiones de herpes genital
  • Síntomas sistémicos (como la conjuntivitis o la uretritis) si la infección que causa la uretritis se ha propagado a otros órganos
  • Tratamiento de la uretritis

    La terapia de primera línea para el tratamiento de la uretritis masculina es la Azitromicina. Sin embargo, depende también del tipo de infección que ha provocado la enfermedad.

  • Tratamiento para la uretritis no gonocócica (causada por la bacteria Chlamydia): Azitromicina 1g (dosis única) y Doxiciclina 100mg (2 veces al día durante 7 días)
  • Tratamiento para la uretritis gonocócica (causada por la bacteria de la gonorrea): Cefixima (2 comprimidos de 200mg en una sola toma)
  • Si quiere evitar recaídas es mejor que su pareja también siga el tratamiento. Debe evitar mantener relaciones sexuales hasta haberlo concluido y que la uretritis haya remitido.

    Causas y tipos de uretritis en los hombres

    La uretritis masculina está causada generalmente por una infección producida por la transmisión de bacterias durante las relaciones sexuales sin protección. Tan solo en casos puntuales puede estar originada por una irritación. En función de la causa, la uretritis masculina se clasifica en:

  • Uretritis gonocócica: La uretritis está provocada por la infección de bacterias de la gonorrea (Neisseria gonorrhoeae).
  • Uretritis no gonocócica: La uretritis no gonocócica, también conocida como uretritis no específica (NSU), está causada por una infección por varios microorganismos (en especial por la bacteria Chlamydia). Menos frecuentemente, la uretritis no específica puede ser debida a un trauma, por el uso de ciertos fármacos o por una cateterización.
  • Consecuencias de la uretritis

    En caso de que la uretritis causada por la infección de clamidia o de gonorrea no sea tratada, es poco probable que los síntomas tiendan a remitir espontáneamente. De hecho, la infección puede extenderse a otros órganos genitales, provocando múltiples complicaciones como:

  • Epididimitis y/o orquitis (inflamación de los testículos)
  • Prostatitis (inflamación de la próstata)
  • Diseminación sistémica de la gonorrea (en forma de conjuntivitis o lesiones en la piel)
  • Artritis reactiva
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y consecuencias derivadas
  • Síndrome de Reiter
  • Aumento de la transmisión del VIH